Cultiva la amabilidad cada día

Categorías Consejos

amabilidad con flores

Muchas veces nos cuesta ser amables porque simplemente tratamos a los demás como nos tratamos a nosotros mismos.

Desde luego, sin amabilidad el mundo se convertiría en una batalla campal donde se exalta la supervivencia por encima del bienestar. Sin embargo, una conducta afectuosa puede ayudar a mejorar nuestra salud mucho más de lo que pueda aparentar.

Nadie se levanta por la mañana y se transforma en un ser amable como por arte de magia. Es una práctica que se desarrolla con el tiempo, abriendo el corazón y la mente. Expresando una forma de amar que te aporta beneficios tanto físicos como emocionales:

– Ser tierno y afectuoso libera endorfinas que son los analgésicos naturales del cuerpo.

– Se origina un sentimiento de euforia y paz tras realizar una acción generosa. Es tan común que suele recibir el nombre de “embriaguez de la persona que ayuda”.

– Los gestos amables establecen una defensa contra los sentimientos depresivos, hostiles y de aislamiento. Como consecuencia, los problemas de salud relacionados con el estrés suelen mejorar tras ayudar a alguien.

– La sensación de tranquilidad que provoca este comportamiento sigue activa durante horas e incluso días. Incluso cada vez que recordamos el hecho nos alcanza ese equilibrio emocional tan placentero.

– Está demostrado científicamente que preocuparse por los demás mejora el sistema inmunológico.

– Actuar con amabilidad aumenta la autoestima, el optimismo y la satisfacción general por la vida desarrollada.

Director y presentador del espacio Fitness Mental de Ràdio Sant Vicenç 90.2fm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *